La Fuente de los Muñecos

Ubicada en la 18 Norte (entre la 24 y la 22 Oriente), esta fuente tiene como atractivo principal una estatua de un niño y una niña: él sujeta un paraguas y ella unos libros escolares. Se cuenta que se construyó después de la desaparición de los hijos de dos importantes capataces del actual barrio de Xonaca, allá por la década de los años treinta.

Los niños eran conocidos como “los muñecos”, ya que sus padres ponían un verdadero esmero en vestirlos de forma impecable a pesar de que todos los días, al regresar de la escuela, los niños llegaban con las rodillas raspadas y los zapatos sucios de tanto jugar. Su desaparición fue misteriosa y jamás se encontró rastro alguno de ellos. La leyenda dice que por las noches las estatuas desaparecen, se les escucha cantar o reír por las calles; y que antes de que el sol salga los dos niños estatuas regresan a su lugar. Algunos vecinos aseguran ver los zapatos sucios y las rodillas raspadas de las estatuas. ¿Te atreves a ir a jugar con ellos?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.