Archivo de la categoría: Comida Poblana

CHILES EN NOGADA

Temporada de Chiles en Nogada

Existen diversas versiones sobre el origen de los chiles en nogada. La más popular dice que este platillo fue creado por las monjas agustinas del convento de Santa Mónica en Puebla, para celebra la Independencia de México. Aprovechando los productos de temporada como la granada y la nuez de Castilla, estas monjas prepararon un alimento que llevara los colores patrios: verde, blanco y rojo.

La versión más romántica está descrita por el famoso escritor Artemio de Valle-Arizpe. Él relata que en el ejército trigarante existían tres soldados cuyas novias vivían en Puebla. Emocionadas por la Independencia y por tener de vuelta a sus enamorados, decidieron crear este platillo para festejarlo. Cada una eligió un ingrediente que representara el color del ejército . 

La receta de los chiles en nogada tal y como los conocemos hoy en día, no aparece en documentos escritos hasta la segunda mitad del siglo XIX. Esto hace pensar a algunos estudiosos de la cocina mexicana que los chiles en nogada surgen de diversas recetas familiares del estado de Puebla y posteriormente convergieron en una versión que comparte técnicas e ingredientes base.

Mole Poblano


El mole poblano es un platillo representativo de la ciudad de Puebla. Hay varias leyendas sobre el origen de este guiso. Por un lado, está la historia de San Pascual Bailón, a quién se le atribuye la creación del mole gracias a un milagro culinario.


El mole poblano se prepara con varios ingredientes, chocolate amargo, chiles ancho, chiles mulato, chiles pasilla, chipotle, jitomates, almendras, plátano, nueces, pasas, ajonjolí, clavo, canela, perejil, pimienta, cebolla, ajo y tortillas, se sirve con pollo y en México se acostumbra acompañarlo de arroz.

Su origen sin duda es prehispánico.  El mole de guajalote o “Totolmole” aparece documentado por Francisco de Burgoa en la época colonial, quien refiere que este platillo se hacía en la ceremonias indígenas como ofrenda a los difuntos. El platillo consistía en guajolotes aderezados con una mezcla de chiles chilhuaucle, o chiles secos ahumados o negros; pepitas de calabaza, hojas de hierba santa o aguacate. Después se fueron incorporando los ingredientes que llegaron con la colonia y se sustituyó el guajolote por el pollo y otras proteínas.